FEATURED POST

In the crosshairs of conscience: John Kitzhaber's death penalty reckoning

Image
To cope with his dread, John Kitzhaber opened his leather-bound journal and began to write.
It was a little past 9 on the morning of Nov. 22, 2011. Gary Haugen had dropped his appeals. A Marion County judge had signed the murderer's death warrant, leaving Kitzhaber, a former emergency room doctor, to decide Haugen's fate. The 49-year-old would soon die by lethal injection if the governor didn't intervene.
Kitzhaber was exhausted, having been unable to sleep the night before, but he needed to call the families of Haugen's victims.
"I know my decision will delay the closure they need and deserve," he wrote.
The son of University of Oregon English professors, Kitzhaber began writing each day in his journal in the early 1970s. The practice helped him organize his thoughts and, on that particular morning, gather his courage.
Kitzhaber first dialed the widow of David Polin, an inmate Haugen beat and stabbed to death in 2003 while already serving a life sentence fo…

Florida: Hallados restos de ADN de Pablo Ibar en la escena del crimen

Pablo Ibar
Pablo Ibar
Los abogados explican que se trata de una coincidencia parcial en una mancha milimétrica

El caso de Pablo Ibar sigue avanzando por los derroteros de una telenovela. El último español condenado a muerte en el mundo fue acusado en 1994 de triple asesinato en la ciudad de Miramar, en Florida (EE UU). Desde ese año ha estado encerrado: primero en la cárcel y desde el año 2000, cuando fue sentenciado, en el corredor de la muerte. El pasado mes de febrero el juez aceptó, después de tres apelaciones, retirar la pena de muerte y repetir el juicio debido a “una defensa ineficaz” y “pruebas escasas y débiles”.

Pablo Ibar, de 43 años y sobrino del fallecido boxeador José Manuel Urtain, fue condenado sin ninguna prueba científica en contra. Ni el ADN ni las huellas encontradas en la escena del triple asesinato cometido en junio de 1994 coincidían con las de Ibar. Para asegurarse, el Estado de Florida ha realizado cuatro análisis en los últimos 22 años. Y en los cuatro el resultado ha sido negativo. Hace tres semanas la fiscalía volvió a solicitar una muestra —la quinta— y, una vez más, Pablo Ibar aceptó colaborar. En esta ocasión la conclusión ha sido diferente.

Los resultados de la nueva prueba conocidos este lunes coinciden “parcialmente” con el ADN de Ibar, tal y como explica el abogado del español, Benjamin Waxman. De los 15 locis (posición fija en un cromosoma) analizados, cinco han coincidido con el ADN del español. Los otros diez están demasiado dañados para ser analizados.

“Es una prueba muy débil”, explica Andrés Krakenberger, presidente de la Asociación Pablo Ibar. “Se han analizado tres manchas en la camiseta que cubría el rostro del perpetrador y que fue hallada en el escenario del crimen. Dos de ellas, las más grandes, no coinciden con el ADN de Pablo. Hay una tercera, milimétrica, que coincide parcialmente”.

Desde la asociación creen que esto no es concluyente, ya que mucha más ropa de Pablo ha sido analizada en el mismo laboratorio en el que la camiseta lleva más de 22 años. “No es la primera vez que se dan casos de contaminación en los laboratorios de Florida”, explica Andrés. “Estamos muy tranquilos y esto no nos parece nada que pueda sostenerse”.

Para el entorno familiar de Pablo esta es la “enésima estratagema” de la fiscalía, ya que después de 22 años en un laboratorio, la coincidencia parcial de una mancha milimétrica en la camiseta no es “significativa”. “Esa camiseta cubría el rostro del asesino. Se limpió el sudor con ella. Si fuera Pablo, estaría pringada de su ADN”, explica Krakenberger.

En su día, el fiscal del caso, Chuck Morton, logró la sentencia a muerte para Ibar sin evidencias de ADN y gracias a un vídeo de muy baja calidad en el que aparece una persona muy parecida a Pablo Ibar. También gracias al testimonio de un vecino, Gary Foy, que aseguró haber visto al español la mañana de los asesinatos. Años después este testigo ha ido perdiendo fuelle, ya que explicó que vio a Pablo Ibar a través del retrovisor de su coche, con las lunas tintadas y el sol en contra. Tampoco el vídeo parece concluyente. Así pues, y según Andrés Krakenberger, “la fiscalía se ve arrinconada de cara al nuevo juicio, sin pruebas, y por eso se aferran a cosas como las anunciadas este lunes”.

El nuevo juicio a Ibar se celebrará el próximo año, con una fecha todavía sin determinar. El acusado de haber sido coparticipante en los asesinatos, Seth Peñalver, fue absuelto en 2012 después de que su juicio fuera finalmente repetido. Pasó doce años en el corredor de la muerte. Pablo Ibar lleva 16.

Fuente: EL PAÍS, Nacho Carretero, 19 Septiembre 2016

⚑ | Report an error, an omission; suggest a story or a new angle to an existing story; send a submission; recommend a resource; contact the webmaster, contact us: deathpenaltynews@gmail.com.


Opposed to Capital Punishment? Help us keep this blog up and running! DONATE!

Most Viewed (Last 7 Days)

New Hampshire: More than 50,000 anti-death penalty signatures delivered to Sununu

Texas: The accused Santa Fe shooter will never get the death penalty. Here’s why.

Texas executes Juan Castillo

Mary Jane Veloso: The woman the firing squad left behind

Five executed in Iran, two hanged in public

What Indiana officials want to keep secret about executions

Collection of items from the career of Britain's most famous executioner discovered

Post Mortem – the execution of Edward Earl Johnson

In the crosshairs of conscience: John Kitzhaber's death penalty reckoning

China: Appeal of nanny's death penalty sentence wraps up